¿Cómo preparar la memoria de los estudiantes para los exámenes?

BLOG-15-08-16

Para aprobar un examen una cosa es determinante, la memoria. De la información almacenada dentro de la materia gris, depende la nota sobresaliente o el cero humillante ¿Cómo preparar la memoria de nuestros hijos para que enfrenten los exámenes de la mejor forma? A continuación algunos consejos.

La memoria es un músculo, y como cualquiera necesita ejercitarse. Aunque, a diferencia de los demás, no lo hará con pesas ni sentadillas, sino con un entrenamiento completamente distinto.

La memoria es considerada una de las principales aptitudes de un buen estudiante, pero la memorización sin más, meter la información a presión, repetir una y otra vez, no es útil”, explica María Luisa Delgado Losada, doctora en Psicología y profesora del Departamento de Psicología de la Universidad Complutence de Madrid.

A la hora de rendir un examen, los nervios, la preocupación o la fatiga puede jugar en contra del niño, por ello hay que enséñales a  conocer su cuerpo y adiestrarlos para minimizar estas negativas sensaciones. Preparar la mente para un examen requiere mucha disciplina y determinación.

La especialista resalta que la efectividad de la memoria implica un procedimiento con tres pasos básicos: registro, almacenamiento y recuperación de la información. Para potenciar al máximo cada etapa es imprescindible, según María Luisa, que practiquen estrategias y técnicas de memoria (nemotecnias).

Favorecen y mejoran el funcionamiento de la memoria, facilitan el procesamiento de la información, permitiendo la codificación, almacenamiento y recuperación de la información que se desea recordar”, resalta.

Ella propone una nemotecnia como la más favorable, la de asociación. Puesto que desempeña un papel fundamente en el aprendizaje y memorización. Favorece la conexión entre conceptos o materias y establece nuevos vínculos neuronales ligándoles con experiencias previas. Es decir, convierte la ruta de acceso a la información en una mucho más sencilla.

Por otro lado, los expertos indican que los niños no solo deben trabajar la memoria, sino que conjuntamente deben maximizar la atención. Para conseguirlo, hacerlos leer en voz alta y preparar juegos didácticos es adecuado. Además, la motivación es fundamental, porque a falta de esta la concentración disminuye.

Cuando una persona aprende se producen cambios que se reflejan en el hipocampo del cerebro”, comenta Ángel Barco, investigador del Instituto de Neurociencias-CSIC (España).

Por supuesto, es completamente errado permitirles tomar pausas prolongadas con la excusa de un cansancio mental. Estos tiempos de descanso no deben ser mayores a 20 minutos, y en ellos el estudiante debe evitar realizar actividades que puedan ser adictivas, como los videojuegos o internet. En cambio, los paseos al aire libre son la mejor opción. Los padres deben estar atentos.

Y finalmente, hay que procurar que duerman muy bien el día antes del examen y  que tomen un desayuno ligero la mañana de la prueba. Además, es muy importante que verifique que su hijo no dependa de las bebidas energéticas, porque “aumentan la tensión y los conocimientos se adquieren bajo un nivel de estimulación que luego cae y los niveles de retentiva y memoria bajan”, detalla Andrés González Bellido, presidente de la sección de Educación del Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña (España).

Comparta con su hijo todos estos consejos cuando le toque rendir una prueba muy importante, e incluso si lo exámenes no están cerca. No dude de que con una memoria bien trabajada, los sobresalientes abundarán en su hogar.

¡Conoce más sobre nosotros!

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas

(01) 255 8800  Anexo 34

contacto@aletheia.com.pe

¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *