Estrategias para aumentar la memoria de los estudiantes.

En pleno siglo XXI, existen cientos de distracciones con las que un joven debe aprender a lidiar. Son estas las que dificultan el aprendizaje, pues disminuyen la atención y concentración del individuo sobre sus lecciones. Para aprender a disminuir la dispersión mental y potenciar la memoria, existen ciertas estrategias que se pueden poner en práctica.

Padres y estudiantes se lamentan al recibir el reporte de notas con calificaciones nada agradables.  El exceso de televisión, videojuegos, redes sociales o cualquier otra actividad que pueda generar procrastinación, produce perjuicios sobre el rendimiento académico. Un cerebro que no se ejercita, nunca desarrolla su potencial.

Además, en un futuro las consecuencias de no entrenar la materia gris desde la juventud podrían ser mucho peores. Pues según estudios este hecho aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades neurodegenerativas, como Alzheimer, Parkinson, entre otros.

El sedentarismo, por ejemplo, cambia la estructura cerebral y disminuye las funciones cognitivas, asegura un artículo redactado por el psicólogo y director de comunicación del popular sitio web “Psicología y Mente”, Jonathan García.

Para evitar el estancamiento neuronal y sus posibles complicaciones, existen ciertos hábitos que se pueden realizar con facilidad y que producirían en los estudiantes un mejor desempeño cognitivo y un sorprendente incremento en la memoria.

Lo primero es establecer hábitos de estudio. Deben procurar organizar su información, utilizar memotécnicas para que les resulte más fácil recordarr información compleja, y estudiar progresivamente un tema (iniciando por el concepto, luego el contexto, y culminar profundizando la información).

También es aconsejable que el joven  visualice los conceptos para recordarlos mejor, a través de fotos, esquemas o gráficos, y por supuesto, que dialogue sobre lo que aprendió. Estas costumbres le permitirán ejercitar al máximo su cerebro, y ampliarán sus habilidades cognitivas.

Otras estrategias son, utilizar la tecnología y la lectura. Existen cientos de aplicaciones que usadas con moderación, pueden ayudar a un estudiante a organizar su información y potenciar su aprendizaje, como Studious o Fit Brains. Por otro lado, para nadie es sorpresivo afirmar los incontables beneficios de leer para el cerebro. La gran cantidad de personajes, términos, expresiones y palabras enriquecen infinitamente la mente, la vuelven más flexible y extensa.

Los padres deben procurar apoyar a sus hijos brindándoles una alimentación que nutra su cerebro efectivamente. Los platos que incluyen pescado, nueces, cereales, manzanas, menestras, cebollas, carnes rojas, huevo, entre otros, son muy buenos para la salud neuronal.

Un estudiante con buena memoria, es un alumno imparable. Seguir estos consejos será fácil y muy beneficioso.

¡Conoce más sobre nosotros!

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas

(01) 255 8800  Anexo 34

contacto@aletheia.com.pe

¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *