¿Por qué las bebidas energéticas son peligrosas para los estudiantes?

BLOG11

Muchos estudiantes recurren a las bebidas energizantes para resistir la difícil rutina de estudiar arduamente. Sin embargo, los jóvenes desconocen lo peligroso que pueden ser este tipo de líquidos ¿Por qué no es bueno que tus hijos los consuman?

Las bebidas energéticas son brebajes sin alcohol y con propiedades estimulantes para el consumidor. Generalmente son utilizadas para combatir el sueño, la fatiga, el agotamiento, aumentar la habilidad mental y desintoxicar el cuerpo. Para ello, usan componentes como la cafeína, do

pamina, noradrenalina, glucosa, fosfatidilserina o taurina, entre otros. Sin embargo, estos beneficios son bastante fugaces.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, ninguno de los ingredientes de las bebidas energéticas mejoran la capacidad de recordar. No eliminan la fatiga muscular ni mental, solo inhiben temporalmente estas sensaciones. Incluso, son peligrosas para la salud.

El docente del Departamento de Bioquímica de la Universidad de Murcia (España), José Manuel López Nicolás, afirma que estas sustancias generan un aumento del ritmo cardiaco y presión arterial, palpitaciones y en el peor de los casos, convulsiones o muerte súbita. Además, a la larga, son realmente dañinas para el aprendizaje y la memoria.

Aunque inicialmente, las bebidas energéticas aumentan la precisión en tareas visuales y aminoran el déficit de desempeño cognitivo (potenciando la concentración), está demostrado que su consumo excesivo aumenta el nerviosismo e irritabilidad, disminuyendo la lógica, racionalidad y toma de decisiones de los jóvenes.

Las altas dosis de taurina y cafeína inhiben la función de los neurotransmisores.  Lo que significa que, las neuronas no pueden comunicarse correctamente. Por lo tanto, la memoria, pensamiento, evocación, análisis, entre otras habilidades cognitivas, son afectadas.

“Una bebida energética puede llevar un 15% de una vitamina que tiene unas alegaciones saludables aprobadas para ayudar al rendimiento, por ejemplo. Pero lo que se está tomando no es una vitamina individualmente, sino una bebida energética entera que tiene 75 gramos de azúcar. Lleva una vitamina buena, pero el producto en su globalidad es malo“, explica el bioquímico español José Manuel López Nicolás.

El experto las compara con el tabaco y el alcohol, por lo peligrosas que resultan para el organismo. Lamentablemente, algunos de sus componentes las hacen dependientes, por lo que es muy difícil para los estudiantes abandonar su consumo luego de probarlas.

Los especialistas recomiendan a los padres de familia, no permitir que sus hijos ingieran estas bebidas altamente riesgosas para la salud y la cognición. Lo más recomendable es renovar sus energías a través de una dieta apropiada y natural.

“La alimentación tradicional tiene los nutrientes necesarios para que no hagan falta este tipo de productos”, aconseja López Nicolás.

El bioquímico sugiere alimentos ricos en omega 3, como los pescados, mariscos y leche, para generar los mismos beneficios de las bebidas energéticas, pero sin sus riesgos.

¡Conoce más sobre nosotros!

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas

(01) 255 8800  Anexo 34

contacto@aletheia.com.pe

¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *