Deporte: Conoce los beneficios que le otorga a la memoria

“Mente sana en cuerpo sano”, un dicho bastante popular que muchas veces se dice o escucha a la ligera. Aunque probablemente esta frase no tiene el mismo significado hoy que antes, lo que no cambia es que, el deporte está ligado a la memoria mucho más de lo que se piensa.

Aproximadamente 250 mil personas sufrían de Alzheimer en el Perú hasta el año 2013, según revelaciones de Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN). La institución también reveló que, de los afectados por esta enfermedad, el 10% eran adultos mayores y el 5% personas menores de 60 años.

El Alzheimer es una de las enfermedades más agresivas que pueden atacar el cerebro de una persona, ocasionando una pérdida total de la memoria en su etapa final (aquel que lo padece incluso no recordará a sus seres queridos) y que, concluye con la muerte del paciente. Además del Alzheimer, existen otras muchas enfermedades neurodegenerativas cuyo principal síntoma es el olvido y que reducen considerablemente la calidad de vida, como la amnesia, Parkinson, Huntington, Wilson, etcétera.

Para todos estos diagnósticos, e incluso para la falta de concentración y olvidos moderados (comunes en las personas estresadas o ansiosas), el deporte puede ser una actividad beneficiosa. Realizar ejercicio mejora no sólo la resistencia física, sino que además, es perfecta para aumentar la memoria a corto y largo plazo.

Cuando una persona hace ejercicio, desde caminar alrededor de dos horas diarias o practicar deportes extremos, el corazón bombea una mayor cantidad de sangre, suministrando más oxígeno al cerebro y mejorando su rendimiento diario y resistencia mental.

Pero esta no es la única ventaja de hacer ejercicio. El profesor clínico de Psiquiatría de la Universidad de Harvard, John Ratey, afirma en su libro “Spark: La nueva ciencia revolucionaria del ejercicio y el cerebro”,  que realizar esta actividad aumenta la producción de la proteína “factor neurotrófico derivado”, la cual nutre y crea mejores conexiones en el cerebro.

Este proceso, tiene un especial impacto en el hipocampo, zona cerebral ligada con el aprendizaje y por supuesto, con la memoria. Es decir, que hacer ejercicio, potencia nuestra capacidad de recordar, pensar, responder con rapidez, estar atentos y relajados.

Al tener nuestro cerebro activo, con la llegada de la vejez (principal motivo de las enfermedades ligadas con la pérdida de memoria), aumentan las probabilidades de vivir esta etapa de manera tranquila y sin dificultades para recordar. Además, en los escolares, mejoraría ciertas capacidades académicas, como por ejemplo, la lectura.

Caminar, correr, practicar fútbol, vóley, tenis, ciclismo, gimnasia, esgrima, aeróbicos, y muchas otras rutinas de actividad física, no solo sirve para generar músculos o poseer un cuerpo envidiable, puede ser la solución para no vivir diariamente olvidando cosas, ya sean simples o realmente importantes.

¿Le gustó esta información?

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply